La mejor respuesta para su negocio

Electrificación de Comunidad Rural

Honduras tiene algo más de siete millones de habitantes, de los que el 79% se encuentra en situación de pobreza, y de éstos el 59% en indigencia. En años recientes ha sido afectada por fenómenos naturales adversos.

En las comunidades rurales de El Cedral, San Ramón, Dos Cerros y La Peña, municipio de El Triunfo, en el sureño departamento (provincia) de Choluteca, la sequía, las plagas y la utilización de pesticidas han provocado un empobrecimiento progresivo de la tierra, y con ello un mayor empobrecimiento de la gente. Los servicios son escasos, y se carece de energía eléctrica, lo que obstaculiza las posibilidades de desarrollo.

En la zona trabaja la Asociación de Desarrollo Triunfeña (ADETRIUNF), una asociación no gubernamental sin fines de lucro, con personalidad jurídica, creada hace ocho años para promover el desarrollo de las comunidades rurales en el municipio de El Triunfo, en el departamento (provincia) de Choluteca, en el sur de Honduras. Enfoca sus esfuerzos a promover la infraestructura social, gestión de riesgo, desarrollo local y participación ciudadana, salud, desarrollo empresarial, educación, agricultura sostenible, etc., basándose siempre en la participación activa de los beneficiarios. En esa línea ha ejecutado varios proyectos en años recientes, apoyados por instituciones internacionales.

ADETRIUNF solicita el apoyo de Manos Unidas para llevar adelante un proyecto que pretende dotar de energía eléctrica a las cuatro comunidades citadas. Se conectará la energía de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), compañía estatal que presta este servicio, y se trasladará a la comunidad por cables de alta tensión sostenidos en postes de madera (conducción primaria). Se instalarán cinco transformadores y se conducirá la energía hasta las 176 viviendas de las cuatro comunidades, donde serán instalados contadores por parte de los propietarios. Se conectarán también centros públicos, como las escuelas, centros de oración y salones comunales.

El proyecto permitirá mejores condiciones de vida para los habitantes, abriendo posibilidades para nuevas actividades económicas. También se mejorará la distribución del agua en las comunidades (que requiere energía para su bombeo), y las condiciones de seguridad. Los beneficiarios son 990 personas. El aporte solicitado a Manos Unidas será destinado fundamentalmente a la adquisición de los equipos y materiales. El aporte local se concreta en mano de obra no calificada y funcionamiento.